• Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Google+ - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

Pasear después de comer, ¿de verdad puede ayudar a tu salud?

Existe un dicho popular que reza lo siguiente “la comida reposada y la cena paseada”. Verdaderamente para muchas personas esto es un máxima que siguen a rajatabla. Nosotros en Vitónica queremos ir un poco más allá y para ello vamos a hacer un repaso por lo que supone para nosotros hacer deporte después de comer.

Cuando hablamos de hacer deporte después de comer nunca nos estamos refiriendo a sesiones de alta intensidad, sino que lo más recomendable es algo de actividad moderada. Caminar o salir a dar un paseo es lo más recomendable. No debemos olvidar que al comer gran parte de la circulación sanguínea se concentra en el aparato digestivo, por lo que no podemos aumentar enormemente el requerimiento de sangre por parte de los músculos del cuerpo, ya que si esto sucede corremos el riesgo de no hacer correctamente el proceso digestivo.

Con un paseo de una media hora es suficiente

Una vez conocido esto, y sabiendo las limitaciones que tenemos a la hora de hacer deporte nada más comer, lo ideal es saber los beneficios de realizar algo de actividad después de llenar la barriga. Simplemente a lo que os invitamos es a llevar a cabo un simple paseo de unos treinta minutos que nos relajará y que además nos ayudará mucho en una serie de aspectos como, ante todo, realizar mucho mejor la digestión.

Mejorar el proceso digestivo

Uno de los principales beneficios que nos aportará caminar después de comer es mejorar el proceso digestivo. Si ya comentábamos que el ejercicio intenso podría interferir en el proceso digestivo, en el caso de una actividad moderada el efecto será el contrario, ya que conseguiremos acelerar el metabolismo, de modo que consigamos una digestión más rápida y eficaz. A esto hay que sumarle que con esta actividad quemaremos algunas calorías que nos sobran, haciendo que optimicemos al máximo lo que obtendremos a través de la digestión.

 

 

 

Mantener unos bajos niveles de glucosa

Una caminata después de comer es muy buena para mantener a rajatabla los niveles de glucosa en sangre. Después de las comidas, durante la digestión, estos niveles suelen aumentar mucho. Si nos quedamos quietos este aumento puede acarrear a la larga consecuencias como aumento de peso, de los niveles de triglicéridos en sangre, del colesterol... Caminar después de comer nos ayudará a disminuir enormemente los niveles de glucosa en sangre y mantenerlos a rajatabla.

Un complemento para la actividad deportiva cotidiana

Caminar después de comer es toda una ayuda para obligarnos a realizar mucha más actividad deportiva de la que realizamos de manera habitual. Evitar reposar después de cada comida y lanzarnos a caminar hará que activemos la circulación y con ello el mayor y mejor aprovechamiento de los nutrientes. Además, de este modo conseguiremos reducir los niveles de triglicéridos en sangre, pues la actividad hace que el estado de la circulación en general sea mucho mejor. Además, no hay que olvidar que aumentaremos la quema de calorías de manera sencilla.

 

 

 

Después de cenar es aconsejable caminar

No hay que olvidar, que caminar después de comer por la noche es una de las mejores acciones que podemos hacer. Sobre todo porque a esa hora del día nuestro metabolismo es mucho más lento y es necesario que lo activemos. La mejor manera de afrontar las cenas es hacerlo con alimentos bajos en calorías y con poca carga de glucosa. Si a esto le sumamos una pequeña caminata tras la cena conseguiremos mejores resultados por lo que hemos contado en este post.

Por todos estos motivos, realizar alguna actividad después de comer es una buena ayuda para la salud. Es necesario que seamos conscientes de que el ejercicio que llevemos a cabo debe ser de baja intensidad para no entorpecer la digestión. A pesar de todo es importante contar con la ejecución de alguna actividad como caminar, bailar, colocar algo dentro de la casa… El caso es evitar sentarnos y acomodarnos.

CONSEJO SALUDABLE